Rastro Bendito

Escribo estas líneas desde Israel, donde mi esposa y yo estamos viviendo un sueño que siempre hemos tenido, el de conocer esta tierra, caminar por donde los personajes bíblicos caminaron y principalmente por donde caminó Jesús. Uno lee la biblia e imagina los lugares y escenarios en ella mencionados, pero definitivamente el estar aquí y andar por ellos amplía la comprensión del contexto donde sucedieron las historias bíblicas.

Es sorprendente conocer alrededor del Mar de Galilea, visitar Jerusalén o bañarse en el Mar Muerto; es como cuando vemos en las películas en 3D, las historias ganan vida. Es asombroso pensar que por aquí Jesús estuvo, contó sus parábolas, hizo sus milagros y principalmente murió para salvar la humanidad.

Entretanto caminar por donde Jesús caminó, no ocurre sólo cuando andamos por las calles de las diferentes ciudades de Israel. Caminar por donde Jesús caminó, significa acercarnos a los desesperanzados y darles esperanza, a los desamparados darles amparo, a los desprotegidos darles protección.  Ciertamente, las calles de nuestras ciudades están llenas de hombres, mujeres y niños carentes de esperanza, amparo y protección.

Sí como salvacionistas vamos a seguir al autor de la salvación, tenemos que salir de la comodidad de nuestros templos y arriesgarnos por la inseguridad de nuestras calles, pues por ahí pasó el maestro, ahí él estuvo, ahí él está. En cierta oportunidad incluso él dijo que cada vez que cuidáramos a uno de los pequeños, sería como hacerlo a él mismo.

Independiente donde estemos, sí en Israel o en un gueto de nuestra ciudad, caminar por donde Jesús caminó nos bendice. En verdad, no es realmente el entorno que nos bendice, más sí la compañía de con quién caminamos. Somos bendecidos por caminar con Jesús y es él quien nos lleva a estar con los desposeídos y marginados, en su compañía nuestro ser y nuestro contexto ganan vida y vida en abundancia.

¿Dónde podemos ver a Jesús caminar? ¿Cómo podemos seguir en los rastros de Jesús?

(Misión de Jesús, Lucas 4:17-19 – Profecía de Jesús, Mateo 25:33-40)

Comentarios

  1. Wow!!! en Isrrael, me imagino que la experiencia tiene que ser de las mejores en vuestras vidas nosotros tambien queremos algun dia estar en esos hermosos lugares, pero en cuanto al tema en mencion, seguir los pasos del maestro, es una decision personal y estar en los lugares que Jesus estuvo si es posible en estos tiempos, en las calles, esquinas, plazas, casas etc, ahi fue donde Dios en las zandalias de su hijo demostro el amor genuino por los mas necesitados.

    Que Dios me ayude siempre a mirar hacia afuera, ya que es facil ser luz donde ya hay luz, y es hermoso predicar a los que ya son salvos, pero aveces pienso que no comprendemos la dimensión del mandato de Mateo 28:19.

    ResponderEliminar
  2. "Hablar con sus palabras, sentir como Él siente. Tener sus mismas convicciones. Seguir a Jesús significa llegar a amar como Jesús me ama. Siguiendo las Escrituras que Él impone en mi vida."
    Un hermoso tiempo de seguro en Israel - Jerusalén. Dios es Bueno!!
    Un afectuoso Saludo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

¿Soy hombre o mujer?

¿Frankenstein o Cuerpo de Cristo?

¿Dime con quién andas...?