Huracán Jezabel

Con efectos más devastadores que los recientes huracanes que golpearon al centro norte de las Américas, el huracán Jezabel es aún más destructible que todos ellos juntos.  Jezabel personifica en la historia bíblica aquella que obstinadamente buscó destruir los fundamentos divinos para implementar sus propios ideales lascivos.  Uno percibe que ese tipo de huracán aún existe y sopla con vientos cada vez más fuertes.

He quedado estupefacto al ver en la tele como los huracanes han dejado un rastro de destrucción devastador.  Gente que perdió todo lo que poseía, su casa, su negocio, su familia y su propia esperanza.  Aquellos que vivían en las islas no tuvieron oportunidad para donde escapar y los del continente tuvieron que evacuar para lugares más seguros. 

“Adorar sólo a Dios”, “honrar a los padres” y “vivir en fidelidad conyugal” son algunos de los pilares que nuestra sociedad moderna y secularizada ya no aspira. En estos días hablar de Dios se volvió políticamente incorrecto, escuchar a los padres se tornó desnecesario y ser fiel al cónyugue quedó en el pasado.  Son señales que el huracán Jezabel está ganando fuerza e incidirá con más ferocidad.

A pesar de la naturaleza de los vientos de Jezabel ser muy diferente a los huracanes naturales, su destrucción repercute aún más drásticamente sobre nuestra casa, nuestro negocio, nuestra familia y nuestra esperanza. ¡El abandono de los fundamentos divinos nos destruye por completo! Para no perdernos en medio de ese vendaval, hay que ser precavido, hay que buscar abrigo inmediato y firme.

Que descienda la lluvia, y vengan los ríos, y soplen los vientos, y golpeen contra nuestra casa; ella no caerá si estuviere fundada sobre la roca. ¡La roca eterna es Jesús! ¡Con una vida cimentada en Jesús hay esperanza!  ¡Con una vida cimentada en Jesús la reconstrucción es siempre posible!

¿Cuáles vientos del huracán Jezabel has sentido? ¿Dónde has buscado refugio?


(Los diez mandamientos, Éxodo 20 – Los dos cimientos Mateo 7:24-27)

Comentarios

  1. Torben,
    que bela reflexão. Recentemente tivemos, em S.José dos Campos, uma palestra de um missionário, exatamente falando do espírito de Jezabel no mundo de hoje. Uma palavra profética!
    Abraços e tenho gostado de seus artigos, agora que tive acesso a seu blog. \obrigado.

    ResponderEliminar
  2. Muy buena reflexión Comisionado. Solo,para añadir a su buen pensamiento, Jezabel es un nombre que significa " Sin cohabitación", es decir no tiene un lugar fijo, a través de las generaciones el " espíritu de Jezabel" ha estado infiltrándose en las iglesias, ella es actor activa, convincente, seductora y muy hábil para hacer caer desde el mas humilde hasta el mas encumbrado siervo. Como usted lo dice bien, nuestro refugio para sobrevivir de este " huracán" es nuestro Dios.

    ResponderEliminar
  3. Realmente "un ejemplo natural con una verdad espiritual" incluso moral.

    El enemigo no respeta los "títulos religiosos", sino que simplemente cualquiera que descuida su vida espiritual o desobedece a Sus principios (amar a Dios sobre todas las cosas), da lugar al enemigo para que lo destruya. Este espíritu de Jezabel no solo se relaciona al espíritu de fornicación o adulterio, sino que las características de esta mujer fueron la manipulación, rebeldía, sembraba desaliento y desánimo y, el mismo espíritu de seducción que tanto daño hace hoy en día destruyendo las familias que son el núcleo de la sociedad y un plan de Dios.

    Realmente este espíritu se ha movido como un "huracán" en los tiempos bíblicos hasta nuestros días destruyendo todo a su paso, mediante el desaliento y desánimo, rebeldía, avaricia y el mismo adulterio. Solo aquellas personas que han permanecido en la Roca de la Salvación, aquella Torre Fuerte y se han refugiado bajo el abrigo del Altísimo, han sido capaces de soportar esta tempestad. Todos estamos expuestos a esto y es por ello que debemos cuidar de no caer en aquello. "Así que, el que piense estar firme, mire que no caiga" (1º Cor. 10:12)

    Dios le bendiga Comisionado, gracias por compartir estos artículos.

    ResponderEliminar
  4. Gracias Comisionado Torben!
    Una Buena palabra para reflexionar y aplicar. Para ponerla al frente como una luz amarilla intermitente. En cierta forma vemos como la costumbre ha seducido y atrapa no solo a la sociedad, pero a la iglesia, a la familia, a nuestros cercanos amigos y relacionados y nos rodea como un "no hay problema con eso", "ya todos lo hacen". Esa Jezabel se mete por las peliculas, por las canciones, por los anuncios publicitarios, por los juegos de videos, sutilmente, tranquilamente en nuestras propias narices. Cambia la conducta hacia una costumbre mas baja...mas pobre de espiritu, ...
    Me da tristeza ver como el comite de censura de las peliculas determina una pelicula PG-13 (Publico General hasta 13 años), y resulta que esta pelicula tiene vocabulario que es basura para los niños, imagenes que escandalizan a un adulto sano, violencia sin limites, y esto solo para poner un ejemplo. Nuestros niños andan con telefonos mobiles (con nuestro permiso y pago de nuestro bolsillo) y sabemos que con ese pequeño equipo mobil pueden accesar cualquier cosa ... digo: "CUALQUIER COSA" sin ninguna limitacion.
    Jezabel vive entre nosotros y sus vientos huracanados de destruction continuan haciendo daño".
    Dios tenga misericordia !

    2 Crónicas 7:14Reina-Valera 1960 (RVR1960)

    14 si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.

    ResponderEliminar
  5. Bendecida y edificante reflexión, mi estimado Comisionado, debemos aferrarnos a la roca, y así poder compartir el evangelio , Movilizandonos con amor, ayudando a los ciegos espirituales, para que no se dejen atrapar por el huracán Jezabel, gloria al Trino Dios!!!

    ResponderEliminar
  6. Bendecida y edificante reflexión, mi estimado Comisionado, debemos aferrarnos a la roca, y así poder compartir el evangelio , Movilizandonos con amor, ayudando a los ciegos espirituales, para que no se dejen atrapar por el huracán Jezabel, gloria al Trino Dios!!!

    ResponderEliminar
  7. Reflexión que nos ubica en un contexto real en nuestras vidas cuantas veces esos huracanes dejan desolación,tristeza,y pobreza en nuestras vidas,solo Jesús nos da el sosiego la tranquilidad y la paz.¡Aleluya!

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. Cuanta verdad hay en sus palabras Mi estimado Comisionado....Hablar de Dios y seguir sus mandamientos ahora según, el mundo actual esta pasado de moda.....sacar a Dios de la Familia y del corazón de las personas es ser modernos y estar al día con los tiempos que se viven...No se dan cuenta que apartar a Dios de nuestras vidas nos deja vulnerables e indefensos a merced de quien gobierna este mundo...satanás....Solo aferrados a Jesús nuestro Señor y Salvador saldremos victoriosos de los huracanes que puedan venir a nuestra vida...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

¿Soy hombre o mujer?

¿Frankenstein o Cuerpo de Cristo?

¿Dime con quién andas...?